language COL arrow_drop_down

Síndrome de Stendhal: cuando el arte conmueve hasta lo más profundo

Aunque no es un trastorno médico oficial, hay casos anecdóticos donde personas, ante la majestuosidad del arte, comienzan a aumentar su ritmo cardíaco, mareos y falta de aliento.

  •  Exposición de obras en el Museo de Arte Modeno, MAMM colectivo de varios artistas. Foto: Jaime Pérez Munévar
    Exposición de obras en el Museo de Arte Modeno, MAMM colectivo de varios artistas. Foto: Jaime Pérez Munévar
29 de agosto de 2023
bookmark

Quizás no habrá escuchado del Síndrome de Stendhal pero sí se habrá emocionado apreciando una obra de arte. Ésta tiene el poder de mover emociones profundas en los humanos y, en ocasiones, esta conexión entre el espectador y la obra puede ser tan intensa que trasciende los límites de lo racional.

El Síndrome de Stendhal, aunque no es un trastorno médico oficial, agrupa una serie de síntomas que surgen cuando las personas se exponen a piezas de arte que les conmueven intensamente o cuando están en entornos con una alta concentración de obras artísticas, como museos o galerías.

Quienes experimentan este síndrome pueden tener desde palpitaciones, mareos y falta de aliento, hasta sensaciones de éxtasis, confusión y pérdida temporal de la realidad. Además, pueden sentirse abrumados por emociones como la euforia, la tristeza o el asombro.

Investigaciones han sugerido que estas reacciones intensas podrían estar relacionadas con la liberación de neurotransmisores como la dopamina y la serotonina en el cerebro, así como con la activación de áreas vinculadas a la emoción y la recompensa.

Algunos estudios han explorado la conexión entre el Síndrome de Stendhal y otras condiciones psicológicas, como la depresión o la ansiedad, que podrían influir en la forma en que una persona responde emocionalmente al arte.

Se han documentado varios casos de personas que han experimentado el Síndrome de Stendhal en diferentes partes del mundo. Uno de los lugares más famosos por desencadenar esta reacción es la Galería Uffizi en Florencia, donde numerosos visitantes han relatado sentir una fuerte conmoción emocional al contemplar las obras maestras allí expuestas.

Para saber más: Estas obras de arte sacudieron (o abrazaron) el dogma religioso

En 1989, un turista italiano fue hospitalizado después de sufrir un ataque de pánico y desmayarse mientras admiraba el David de Miguel Ángel en la Galería de la Academia de Florencia. En Japón, se ha documentado el caso de una mujer que experimentó síntomas similares al contemplar las obras de Vincent van Gogh en el Museo de Arte de Tokyo.

Estos casos, aunque anecdóticos, ilustran cómo el poder del arte puede tener un impacto profundo en la psicología humana, y cómo la conexión emocional con una obra puede ser tan intensa que desencadene reacciones físicas y emocionales extremas.

El término “Síndrome de Stendhal” se deriva del nombre del novelista francés del siglo XIX, Henri-Marie Beyle, quien escribía bajo el seudónimo de Stendhal. Durante su visita a Florencia en 1817, Stendhal experimentó una reacción intensa al contemplar la riqueza artística de la ciudad italiana. Describió en su libro Nápoles y Florencia: un viaje de mil millas por Italia cómo se sintió abrumado por la belleza de las obras de arte y los edificios históricos. Esta experiencia le llevó a acuñar el término “crisis de Stendhal” para describir los síntomas que experimentó en ese momento.

El Síndrome de Stendhal es un recordatorio vívido de la profunda influencia que el arte puede ejercer en nuestras vidas. Aunque no esté oficialmente reconocido como una condición médica, las experiencias de quienes lo han vivido instan a reflexionar sobre la capacidad del arte para tocar nuestros corazones y mentes de maneras inesperadas y trascendentales. Si bien no todos experimentarán este fenómeno, todos podemos apreciar la belleza y el poder de expresión que el arte nos ofrece en su forma más pura.

Daniela R. Gómez Isaza

Periodista de la Universidad Pontificia Bolivariana. El sueño de ser médica lo cumplí haciendo periodismo de salud. También escribo sobre ciencia y de vez en cuando cultura.

Hechos de talento
El empleo que busca en Antioquia está a un clic

Te puede interesar

Las más leídas

Te recomendamos

Regístrate al newsletter